21/11/201304:42:00 p.m.

Otro Juicio Por El Crimen De "Cacho" Espinosa, El Hombre Que No Puede Terminar De Morir
Estruendoso como fueron su vida y su muerte, el caso por el crimen del empresario pesquero Raúl "Cacho" Espinosa tendrá un nuevo juicio ahora, ordenado por la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia, que además revocó las absoluciones dispuestas respecto de Ademar Araujo y Juan Domingo Segundo. El fallo de la Sala Penal fue especialmente duro con el tribunal que actuó en el juicio, pero de las críticas no se salvaron ni el fiscal, ni la querella.



















Contundente como casi siempre, el ministro Jorge Pfleger consideró que "no obstante el respeto intelectual y personal que merecen los señores Jueces del debate debo señalar que, en el caso,  han incurrido en el defecto que acabo de enunciar provocando una situación paradojal: que ambos recursos prosperen aun cuando, en el juicio, las partes acusadoras hayan sostenido hipótesis diferentes y solamente se conjuguen a la hora de impugnar aun con referencias diferentes", al marcar los defectos de forma y fondo de la sentencia.

Por eso, remató el magistrado, "propicio revocar las absoluciones de Ademar Araujo y Juan Domingo Segundo y reenviar a la instancia para que se sustancie un nuevo juicio y se dicte un nuevo pronunciamiento adecuado a derecho".

"Dar razones- como lo expuse- es un imperativo de toda sentencia, dar mayores razones es bligatorio en una causa difícil, investigada con suma incorrección y torpeza", reprochó luego.

"Todo parece indicar  que en los Jueces, intelectuales honestos que lo son, ha primado la opinión forjada en el distrito de las intuiciones", criticó a continuación.

REBAGLIATTI

"En síntesis, sostengo que al haberse omitido la valoración de prueba relevante, invocada por la parte acusadora respecto del imputado Ademar Araujo, convierte al pronunciamiento dictado en infundado", sostuvo en su voto otro de los ministros, Daniel Rebagliatti Russel.

"La lectura del fallo -dijo este magistrado-, conlleva la extraña paradoja de haber invocado ambas partes acusadoras distintos responsables en un mismo hecho delictivo con identidad de víctima".

"La disparidad, como dijera antes, ha quedado centrada en el aspecto relativo a la autoría, y es en ese sentido que ambas partes, a modo del singular juicio del rey Salomón, han traído sus reclamos a esta instancia", se extrañó después Rebagliatti.

PANIZZI

"A simple vista puede observarse la particularidad del caso, donde para un mismo evento, los acusadores, público y privado, señalan a diferentes autores", ponderó por su parte el tercer integrante de la Sala Penal, Alejandro Panizzi.

"Así -agregó-, mientras el titular de la vindicta pública pone en cabeza de Ademar Araujo la autoría de la muerte de Raúl Rubén Espinosa, la acusadora particular, sostiene que el ejecutor de aquella fue Juan Domingo Segundo".

"Siguiendo el temperamento del juez Pfleger, colega que guía el acuerdo, juzgo que los sentenciadores disminuyeron el alcance del testimonio de Gabarrus, echando mano a consideraciones generales. Explico. Gabarrus describió en detalle la fisonomía del agresor, deteniéndose en las particularidades faciales, esto es, en el estrabismo y en las piezas dentarias", estimó además el juez.

"Esa descripción -prosiguió-, se la comunicó a los preventores, quienes sugirieron que podría tratarse de Segundo" y por lo tanto, "no advierto en ello ningún direccionamiento tendencioso contra Segundo por parte de la fuerza policial", afirmó.

LA SENTENCIA

1º) Declarar procedente los recursos de casación del Ministerio Público Fiscal (fojas 5193/5202 vta.) y, parcialmente, del Querellante en representación de Lorena Gabarrús (fojas 5204/5223) en lo que ha sido su materia.
2º) Revocar las absoluciones dispuesta respecto de Ademar Araujo y Juan Domingo Segundo   (sentencia de fojas 5128/5177 vta.).                    
3º) Desestimar parcialmente el recurso de casación del Querellante particular en lo que ha sido motivo de agravio por las razones dadas en los considerandos.
4°) Reenviar a la instancia para que se sustancie un nuevo juicio y se dicte un nuevo pronunciamiento adecuado a derecho.
5º) Protocolícese y notifíquese.

Inicio